Please create an account to participate in the Slashdot moderation system

 



Forgot your password?
typodupeerror
User Journal

Journal: Bienvenido Sr. 2004!

Journal by zubillaga

Tal como en años anteriores, en mi caso por lo menos, este comienzo de año viene cargado de optimismo y de una lista de metas por lograr. Y una de ellas es colaborar a la causa (léase "al diario familiar" que mi hermana publica y en el cual se publicará éste artículo también). Es por eso que ahora tienen ante ustedes el primer artículo de lo que será la "Epístola dominical", una sección de cultura popular tirándole a ciencia, filosofía de la calle, y hasta religión. Todo esto, por supuesto, en la opinión de su autor (o sea, yo). Me reservo los derechos de réplica (en ambos sentidos de la palabra), y también el derecho de molestar al lector (con su permiso, claro). Así que con ésta aclaración, doy comienzo a lo que empecé en 1999*.

Ya que Paty (mi hermana) pidió colaboraciones acerca de nuestros logros, fracasos y metas -y como de costumbre, yo no he respondido- abordaré ese tema aunque no seré específico en lo personal ni en lo familiar, como lo pidió Paty, ya que algunos de mis fracasos y logros los considero tan personales que no me atrevo a divulgarlos. No es que quiera hacerme el interesante, pero mis metas a veces cuentan con tanto detalle que les parecería ridículo o aburrido. Comentaré entonces, acerca de algunas metas solamente y luego mencionaré en general lo que he aprendido en cuanto al hecho de ponerlas, verificarlas, etc... Espero que esto no se convierta en el clásico sermón de mejoramiento al estilo Stephen Covey (autor de "Los 7 hábitos...").

Para que se den una idea de lo bien que verifiqué el progreso de mis metas del 2003, en este momento ni siquiera recuerdo cuáles fueron y no puedo encontrar mi lista de ellas. Algo que si sé, es que en el 2002 una meta que tuve fue colaborar al diario familiar puntualmente. Creo que lo hice más o menos bien, pero en el 2003 eso cambió para mal. Ahora será diferente. (Cuántas veces he escuchado eso de mis propios labios!). Bueno, ese fue un fracaso del 2003. Otro fracaso fue el no continuar mis prácticas de piano. Pero bueno, no todo fue un fracaso. De hecho, aunque tuve altibajos, creo que en lo espiritual por lo menos mejoré mucho y en este comienzo de año estoy a la alza. Para no sonar santurrón u orgulloso (ya es suficiente sin hacerlo), no menciono las cosas específicas que he logrado, pero nomás les digo que si alguna vez pensé saber mucho, ahora sé que es muy poco por el hecho de haber aprendido tanto en los últimos dos años. Más de lo que nunca imaginé. Claro, Sócrates dijo lo mismo quizas de una mejor manera, pero no quiero chotearlo citándolo aquí. También aprendí que no hay substituto para la experiencia, pero en los deportes, tampoco hay substituto para la juventud.

No he terminado de poner todas mis metas en este 2004. Si, ya se que un mes se ha ido, pero más vale tarde que nunca. Además, mi primer meta del año es aprender a lograr metas a corto y mediano plazo más eficazmente, y darles continuidad. Si tan solo hago eso, se que no será la única meta que lograré (confundidos ya?). Así que ahí les va mi consejo:

Toda meta debe de tener tres ingredientes:

  1. Ser realista pero desafiante. No se propongan lograr conquistar el mundo pero tampoco algo que sea demasiado fácil que no les haga crecer y "estirarse". Si sus metas son de esta manera, la suma de ellas quizás les permita conquistar el mundo.
  2. Estar por escrito. Una lección que aprendí en el famoso CCM (Centro de Capacitación Misional) fue que "más vale tinta pálida que mente brillante". Si no escriben su meta, no solamente la van a olvidar, sino que además no habrá modo de evaluarla o verificar su progreso. Además, el lugar en donde la escriban debe de estar a la vista para que sirva de recordatorio constante.
  3. Ser específica. Es muy diferente decir "quiero leer todo El Libro de Mormón este año", que "antes de ir al trabajo voy a leer el Libro de Mormón 20 minutos" o "voy a leer x número de capítulos por día". Si no dicen qué, cómo, cuanto, y cuándo lo van a hacer, es más difícil hacerlo... y evaluarlo también. Siempre sean lo más específicos que puedan, y así no habrá duda de si están o no cumpliendo. Otra parte que debe ser específica es cómo y cuándo la van a evaluar. Deben de poner una fecha antes de su cumplimiento en la cuál van a evaluar cómo estan logrando esa meta. En ese momento, pueden ajustarla. Quizás es una meta muy fácil y no les requiera ningún esfuerzo, o quizás lo opuesto; es casi imposible de lograr en sus circunstancias y entonces sería bueno ajustarla para hacerla más real o alcanzable.

Bueno, si son igual que yo y no se han sentado a hacer su lista de metas por lograr este año, qué esperan? Siéntense. Piensen, mediten, oren, y actúen. Y por supuesto, nos cuentan cómo les fue cuando llegue Mr. 2005.

* En 1999, mientras estaba en Hartford, Connecticut, empecé a mandar mensajes (e-mails) a la familia cada domingo con el título de "Epístola dominical". En ellas contaba un poco de nuestras experiencias en la semana mezclando temas de interés (para mi por lo menos).

Torque is cheap.

Working...